PARA CONOCER EL FENÓMENO DE LA FALSIFICACIÓN, LOS DAÑOS POR LOS CONSUMIDORES Y LAS SOLUCIONES QUE OFRECE LA TECNOLOGÍA

La falsificación

La falsificación está en todas partes.
Cada día entramos en contacto con productos falsificados. En el mundo de la moda, de la tecnología, de la música y del cine, de los géneros de lujo.
Y también en el de las bebidas alcohólicas.

EL VOLUMEN

La falsificación de los productos en el mundo

 

El7-9% De los bienes producidos en el mundo son falsificados*

705 mil millones de dólares El valor estimado de los productos falsificados comercializados en todo el mundo**

 

Más de 270.000 Los puestos de trabajo perdidos en los últimos 10 años a causa de la falsificación

 

125.000 Puestos de trabajos perdidos en la Comunidad Europea

 

Porcentaje de los productos falsificados del total de los bienes producidos:

box04

*fuente INDICAM / ** fuente WCO

 


 

LAS BEBIDAS ALCÓHOLICAS

La falsificación de las bebidas alcohólicas

Las consecuencias de la falsificación de las bebidas alcohólicas se encuentran entre las más graves. De hecho, además de los daños económicos provoca gravísimos daños en la salud y la muerte de decenas de miles de personas cada año.

 

1000 millones de dólares Valor de la producción de alcohol falsificado en el mundo

12% Porcentaje de bebidas alcohólicas falsificadas o ilegales del total producido en el mundo

43.000 Número de personas que mueren cada año en Rusia, por beber alcohol falsificado o ilegal (1.069 solo en la ciudad de Moscú en 2008).

250% Crecimiento de alimentos y bebidas falsificados en el mundo desde 2003 hasta 2005

N. 1 A causa del valor de la marca y del alto nivel de imposición en el alcohol legal, las bebidas alcohólicas son la bebidas más falsificadas.

 


 

 

EN EL MUNDO

La falsificación es un enorme fenómeno ilegal que afecta a todos los países del mundo, a menudo controlado por organizaciones de criminalidad organizada que actúan en todo el mundo.

 

mappa

Sureste Asiático
Se falsifica el 50% de la producción total
Mayores países productores:
China, Corea, Taiwán
Países destinatarios:
60% Unión Europea
Cuenca del Mediterráneo 

Se falsifica el 35% de la producción total

Mayores países productores:

Italia, España, Turquía, Marruecos

Países destinatarios:
Unión Europea, Estados Unidos, África, Este Europeo

Los métodos

Los métodos para falsificar bebidas alcohólicas son diferentes: desde la simple sustitución del contenido de la botella con un producto de inferior calidad a la producción de un producto completamente falso que reproduce marcas conocidas pero que contiene ingredientes gravemente nocivos para la salud del consumidor.

RELLENADO

Sustitución del producto en la botella original.
 
rabbocco

  • El contenido de una botella se “rellena” con un producto de baja calidad y, por lo tanto, más barato.
  • Este es el método de falsificación más sencillo y extendido porque lo pueden realizar también los gestores de los locales.

 

 

 

 

 
 
 
 

 


 

RECONSTRUCCIÓN

Reconstrucción del envase con elementos originales
 
ricostruzione

  • Extracción y reúso del cierre
  • Reensamblaje de un cierre con los componentes de diferentes cierres
  • Aplicación de una nueva etiqueta
  • Aplicación de un nuevo distintivo fiscal
  • Reúso de las botellas
  • Reúso del envase externo (por ejemplo, la caja)

 

 

 

 


 

 

FALSO ENVASE

Reconstrucción total del envase
 
falsoimballaggio

  • Producción de algunos o de todos los componentes del cierre
  • Ensamblaje y decoración del cierre
  • Aplicación de una nueva etiqueta
  • Aplicación de un nuevo distintivo fiscal
  • Producción de nuevas botellas (aunque se prevé también el reúso de las partes originales)
  • Producción de un nuevo envase externo

 

 

Los efectos

Además de los daños económicos para las empresas, los trabajadores y para el erario público, que caracterizan la falsificación en general, la producción de alcohol falsificado es la causa de daños sociales muy graves y también de problemas para la salud de las personas.

PARA LOS CONSUMIDORESeffetti01

 

 

  • Graves peligros para la salud
  • Fuerte empeoramiento de los daños provocados por el fenómeno del alcoholismo e incluso peligro en caso de consumo moderado.
  • Intoxicación y muerte causada por sustancias tóxicas
  • Imposibilidad de individuar el productor para pedir la indemnización de daños.

Los daños en la salud originados por los bebidas alcohólicas falsificadas están provocados por el uso de sustancias y aditivos dañinos utilizados para simular las materias primas naturales más caras. Sustancias muy nocivas también derivan del uso de procedimientos productivos no correctos.

 

Las sustancias dañinas presentes en las bebidas alcohólicas falsificadas son:

 

Metanol

Es el más sencillo de los compuestos alcohólicos, conocido también como alcohol metílico o espíritu de madera. A temperatura ambiente se presenta como un líquido incoloro con un olor típico; es muy volátil y muy inflamable.

El metanol es tóxico e induce a la depresión del sistema nervioso central, mientras que sus metabolitos (formaldehído y ácido fórmico) dañan al nervio óptico y a la retina. La dosis letal para el hombre oscila entre 0,3 a 1 gr. por kg de peso corporal.

 

Durante el proceso de destilación, si no se mantiene bajo control la temperatura, se puede producir metanol más allá del deseado alcohol etílico. Puede causar daños en el hígado, ceguedad, coma e incluso la muerte.

Formaldehído

Es un potente bactericida. Las soluciones acuosas de formaldehído se usan mucho como desinfectantes para uso doméstico y, a nivel industrial, en la producción de tejidos como bactericida. Soluciones de formaldehído se usan incluso para conservar muestras de material biológico.

 

Por otra parte, también se usa bastante en las técnicas de embalsamamiento. El formaldehído, junto a la urea, se usa como pintura adhesiva para paneles de madera de aglomerado.

 

En los aditivos alimentarios se identifica con la sigla E240 y se usa como conservante. Debido al gran uso de resinas derivadas de formaldehído en las producciones de manufacturados, tapizados y espumas aislantes y teniendo en cuenta que estas tienden a emitir a lo largo del tiempo moléculas de formaldehído en el ambiente, el formaldehído es uno de los contaminantes más extendidos de interiores. En concentraciones en el aire superiores a 0,1 ppm puede irritar por inhalación las mucosas y los ojos. La ingestión o la exposición en grandes cantidades son potencialmente letales.

 

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) desde 2004 ha introducido el formaldehído en la lista de las sustancias consideradas con certeza cancerígenas para el hombre.

Glicol etilénico

Es el más sencillo de los componentes químicos. Se suele emplear como anticongelante, en solución o puro. A lo largo de los años, el glicol etilénico también ha llegado a ser un importante compuesto en la producción de resinas y de fibras a base de poliésteres, entre los cuales el tereftalato de polietileno (o PET), usado en la producción de botellas transparentes para el uso alimentario.

 

Si se ingiere el glicol etilénico es tóxico y son numerosos los casos de crónica en el que el glicol etilénico se usó para adulterar productos (vino, pasta de dientes…).

 

Los primeros síntomas de intoxicación son parecidos a los de una borrachera de etanol, confusión, problemas para hablar, mala coordinación de los movimientos, con el paso de las horas el organismo metaboliza el glicol etilénico en ácido oxálico que puede provocar un paro renal.

 

 

DAÑOS SOCIALES

 

  • Evasión de impuestos
  • Puestos de trabajo
  • Disminución de puestos de trabajo legales
  • Abolición de las garantías y de los derechos de los trabajadores
  • Ningún control de la seguridad en los puestos de trabajo
  • Costes colectivos para la prevención y la represión del fenómeno, además de los costes sanitarios

Los daños provocados por la falsificación y, en concreto, por la falsificación de bebidas alcohólicas, a los consumidores y a las empresas productoras legales, crean inevitablemente incluso graves consecuencias y recaídas en ámbito social.

Reducción de los recursos económicos a disposición de la colectividad

La mayor parte de los productos falsificados se comercializan evadiendo completamente las obligaciones fiscales. Los ingresos que los estados no cobran se traducen en un daño directo y concreto a los ciudadanos en términos de reducción de los servicios y aumento de la deuda pública.

Reducción de los niveles de puestos de trabajo

Se calcula que en los últimos 10 años en el mundo se destruyeron más de 270.000 puestos de trabajo a causa de la falsificación. De hecho, los “puestos de trabajo” creados por la industria de la falsificación, caracterizados por fuertes elementos de explotación y términos de horarios y retribuciones, son causa de una drástica disminución de empleo real.
Además de la ausencia completa de los mínimos derechos sindicales, los “puestos de trabajo” de la falsificación no poseen las más elementales garantías de seguridad en el trabajo.

Aumento de los costes colectivos

A todos los efectos, la falsificación es una actividad criminal con un gran impacto social y organizada con estructuras de gran complejidad y eficiencia. Las instituciones públicas, a nivel nacional e internacional, se ven obligadas a emplear grandes recursos para llevar a cabo acciones de contraste indispensables y de prevención del fenómeno.
En concreto, por lo que se refiere a la falsificación de los alcohólicos, la extrema peligrosidad de los productos para la salud de los consumidores y el empeoramiento de las consecuencias del fenómeno del alcoholismo conlleva un gran incremento del gasto sanitario a cargo de la colectividad.

 
 

PARA LAS EMPRESAS

 

  • Disminución de las ventas y de las cuotas de mercado
  • Daños a la imagen de la empresa y de la marca
  • Daños a los sistemas económicos generales de los diferentes países

Para saber más:

Las empresas productoras de bienes legales son obviamente las primeras víctimas de la falsificación. Las empresas sufren daños directos y graves por lo que se refiere a disminución de las ventas e imagen, prestigio de la marca y credibilidad.

Disminución de las ventas

Quien compra un producto falsificado obviamente no compra un producto legal. El daño más inmediato causado por la falsificación a las empresas es, por lo tanto, la “venta no realizada”: el consumidor elige la marca porque la considera mejor respecto a otra pero, consciente o inconscientemente, compra una versión falsificada. La falsificación aprovecha la credibilidad trabajosamente construida por el productor legal para “robarles” un cliente ya adquirido.

Disminución de las cuotas de mercado y de las potencialidades de crecimiento

La reducción de las ventas es causa de menores ganancias. Un daño inmediato que, a largo y medio plazo, puede conllevar una disminución de la capacidad de crecimiento y de adquisición de nuevas cuotas de mercado, porque para invertir en potenciación de la empresa, investigación e innovación se necesitan recursos.

Daños a la imagen de la empresa y de la marca

Construir la notoriedad y la credibilidad de una marca es el elemento fundamental para el éxito de una empresa y de un producto. Crear este patrimonio empresarial exige tiempo, capacidad empresariales y grandes inversiones. La presencia en el mercado de productos falsificados, casi siempre de baja calidad, compromete el prestigio de la marca y corre el peligro de frustrar o reducir la eficacia de la imagen de marca.

Aumento de los gastos improductivos

Para contrastar la falsificación el productor se ve obligado a quitar recursos a la mejora de la empresa y del producto para invertirlo en la búsqueda de soluciones capaces de limitar la difusión de productos falsificados (acciones de comunicación y sensibilización, tecnologías que hacen más difícil la falsificación de los productos, etc.).

Daños a los sistemas económicos generales de los diferentes países

La pérdida de ingresos de las empresas influye indirectamente también en la economía de los países en donde trabajan, reduciendo la riqueza general producida y la disminución de los ingresos fiscales.